Consultas e interconsultas (Segunda Opinión)

Es un servicio de interconsulta para profesionales. El objetivo es tener una segunda opinión respecto al diagnóstico de un paciente, o una supervisión del tratameinto que se está llevando a cabo. Para la misma, hay que enviar una historia clinica lo más detallada posible y un video del paciente donde se muestre las conductas descriptas en la historia. Se deberá llenar un formulario que enviaremos cuando la interconsulta sea solicitada. Todos los datos serán analizados por nuestro equipo, y se enviará una devolucion escrita con una oreintación diagnostica y/o terapéutica.

Por qué los adolescentes se hostigan tanto


“El bullying puede llevar a la muerte por tres razones: suicidio, homicidio o lesiones graves por palizas o accidentes que exigen hospitalización”, explicó a LA NACION el doctor Jorge Srabstein, director de la Clínica de Problemas de Salud Relacionados con el Bullying, del Hospital Nacional de Chicos de Washington, antes de su conferencia en el XXII Congreso Argentino de Psiquiatría.

Ir a la nota

De docente a docente

 

AYUDAS PARA DETECTAR EL BULLYING EN EL AULA

Por Mariana Kelly – Profesora de Enseñanza Primaria

school-62759-sLa cantidad y variedad de tareas que los docentes tenemos asignadas hacen que nuestra atención esté puesta simultáneamente en distintas situaciones. Por eso es fundamental que entendamos que hay algunas que son más importantes que otras, aunque estemos al borde del cierre de un bimestre o nos estén corriendo con entregas de correcciones, planificaciones o registros.

Los conflictos no saben esperar y hay que atenderlos enseguida, con los ojos y oídos bien abiertos

Cabe aclarar que no existen recetas ni trucos mágicos para detectar el bullying en el aula, sólo les acerco algunas sugerencias.

  • 1. Prestar atención a lo que dicen los chicos, especialmente a las quejas muy reiteradas.
  • 2. Prestar atención al chico que parece muy molesto en clase, que siempre se queja, al que se le pierden o se le caen las cosas o se enoja con los otros: a veces puede estar siendo objeto de hostigamiento.
  • 3. Prestar atención al chico que reacciona violentamente, les pega a los otros con enojo y que queda muy contrariado luego de una situación violenta; no sólo hay que detenerlo en su acción, sino que hay que observarlo y hacerle un seguimiento: a menudo no es el hostigador, sino el hostigado que está reaccionando inadecuadamente.
  • 4. Prestar atención al chico que se queja de que le faltan útiles, que asegura que había traído algo que no tiene al momento de tener que presentarlo, que le falta dinero, etc.: puede ser que se lo estén escondiendo.
  • 5. Prestar atención a situaciones en las que un objeto perdido aparece en la mochila de otro chico; en ocasiones otros lo hacen para luego acusarlo.
  • 6. Prestar atención al chico que se queja de dolores físicos y a menudo solicita que lo retiren antes.
  • 7. Prestar atención al chico que está solo en los recreos o que queda frecuentemente fuera de juego, aunque cuando le pregunten diga que no juega porque no quiere.
  • 8. Prestar atención a los chicos que se desenvuelven muy cómodamente con los adultos, que son apegados al docente pero no tanto a sus compañeros.
  • 9. Estar atentos a los comentarios que los padres hagan llegar respecto de chicos que no quieren ir al colegio y que lo manifiestan en forma insistente.
  • 10. Escuchar atentamente los comentarios que los padres hagan llegar sobre situaciones de violencia, aunque hablen de lo que pasó en un cumpleaños o de los mensajes que reciben sus hijos por Internet y no de hechos que suceden en el colegio. No restar importancia o mostrar dudas de la veracidad del relato.
  • 11. Solicitar información y escuchar atentamente materias los comentarios de los docentes de materias especiales, como Plástica, Música, Educación Física, Teatro, etc., en las que los chicos tienen otros recursos expresivos y posibilidades de movimientos e interacción. Estos son muy importantes también porque dichos docentes a veces acompañan a los chicos durante varios años seguidos y ven procesos más prolongados, lo que no sucede habitualmente con los maestros de grado.
  • 12.Tener en cuenta que muchas veces el hostigador es el que uno menos se imagina, porque se muestra como una persona callada, que no actúa o tímida. En esas ocasiones el chico no tiene muchas habilidades para comunicarse con los adultos pero es un eficaz líder de pares que actúa y se manifiesta a través de los otros. O por el contrario, es una persona carismática y seductora incluso con los adultos.
  • 13.Ante la sospecha o detección de un caso,pedir siempre  ayuda a sus superiores y colegas, no actuar solos.
  • 14. Escuchar atentamente cuando un chico viene a contarnos sobre una situación de hostigamiento propia o de algún compañero. No restarle importancia ni veracidad a lo que cuentan. Valorar y agradecer la información que trae. Asegurarle la confidencialidad de lo relatado expresamente y el cuidado que se va a dedicar a su persona.