AutismoBiblioteca

Habilidades Sociales en niños y jóvenes con TEA

Por VERONICA TIELENS /

¿Qué son las Habilidades Sociales?

 Las habilidades sociales son capacidades específicas que se  requieren para ejecutar en forma competente una tarea interpersonal. Tiene que ver con la capacidad de expresar sentimientos, deseos, pensamientos, de acuerdo al contexto, logrando lo que uno quiere sin dañar al otro.

Para lograr lo que uno quiere y no dañar al otro es indispensable usar conductas asertivas.  Para ser hábil en el uso de estas conductas es necesario saber QUE decir, A QUIEN, COMO , DONDE  y CUANDO decirlo.

Es importante la presencia de flexibilidad comportamental. Esta es la capacidad para modificar en forma rápida y constante nuestro comportamiento a partir de cualquier cambio del ambiente.  Este proceso se da casi de manera inconciente y requiere de juicio de contexto social.

 ¿Por qué los sujetos que se encuentra dentro del espectro autista presentan dificultades en esta área?

Los sujetos con TEA tienen dificultades para entender el comportamiento social adecuado. No comprenden las reglas implícitas de la conducta social.

Por lo general presentan dificultades en aprendizaje incidental. No son capaces de  tomar pistas del ambiente. Sus aprendizajes sociales  muchas veces son rígidos y no son completamente comprendidos

Algunos sujetos son eficaces en interacciones simples y rutinarias pero no pueden extender esta interacción de manera significativa. Entablar  una conversación puede significar hablar sobre su tema de interés sin tener en cuenta al otro.

En primer lugar para saber que decir y como decir algo a alguien sin dañarlo y logrando lo que uno quiere es necesario hacer una análisis contextual de la situación.  Poder predecir  lo que el otro piensa y siente. Es necesario manejar lo que se llama teoría de la mente, es decir otorgarle al otro pensamientos y sentimientos propios,  diferentes a los de uno mismo. Los sujetos dentro del EA tienen dificultades en esta área por lo que hay que trabajar este aspecto en primer lugar para que sean más competentes en el área de las habilidades sociales.

Por otra parte también es importante para el desarrollo de estas habilidades hacer un buen uso de las funciones ejecutivas. Esto es, poder atender a los signos del ambiente y de los sujetos con los que se interactúa,  planificar las acción, poder resolver posibles  problemas que se presenten y ser flexible para buscar más de una solución evaluando las consecuencias de cada una.

El trabajo en teoría de la mente y funciones ejecutivas es indispensable para el desarrollo de las habilidades sociales.

 

¿Qué aspectos engloban las Habilidades Sociales?

Existen muchos listados de habilidades sociales que nos pueden guiar en el trabajo específico.

Según Jed Baker las habilidades sociales implican dos tipos de actividades, habilidades comunicativas y habilidades de manejo de emociones.

Dentro de las habilidades comunicativas podemos encontrar las habilidades conversacionales, que están relacionadas con el manejo del sujeto en una conversación, tanto desde el aspecto corporal o el tono de voz, como desde los modos adecuados. Es saber como unirse a una conversación o interrumpir a alguien mientras habla, que hacer para terminar una conversación.  También esta relacionado con que voy a hablar con diferentes personas teniendo en cuenta sus intereses y motivaciones.

Por otra parte encontramos las habilidades de juego cooperativo, en donde se ponen en juego las habilidades  necesarias para   invitar a alguien a jugar, unirse al juego de otros, tomar turnos, otorgarle importancia al ganar y manejar el hecho de que a veces se pierde.

Por último dentro de las habilidades comunicativas se encuentran las habilidades de manejo de la amistad, saber cuando ofrecer ayuda o consolar a un amigo, diferenciar entre hechos y opiniones para evitar conflictos con el otro o llamar la atención de una manera positiva.

Dentro de las habilidades de manejo de emociones encontramos las habilidades de autorregulación,  esto es reconocer y poder graduar las emociones propias , ser capaz de resolver problemas, afrontar los errores y perseverar cuando la tarea es difícil.

Otro aspecto es el de la empatía, es decir comprender los sentimientos del otro y poder actuar en consecuencia

En último lugar se encuentran las habilidades para la resolución de conflictos, dentro de las cuales podemos mencionar el hecho de  aceptar un “no” como respuesta, aceptar las críticas y aprovechar el lado positivo de las mismas, manejar situaciones de burlas o de ser dejado de lado, en forma asertiva.

 

 ¿Cuándo se inicia una intervenciòn en habilidades sociales?

 Comenzamos a trabajar desde el primer día, cuando nos saludamos, hacemos un juego por turnos o compartimos un tema de interés.

Antes de trabajar en habilidades sociales de manera específica comenzamos a trabajar en teoría de la mente y en funciones ejecutivas que serán una base fundamental para el desarrollo de las habilidades sociales.

¿Se puede trabajar las habilidades sociales sin tener en cuenta el entorno?

En el trabajo en relación a las habilidades sociales hay que “meternos en el mundo social de cada chico”. Esto es conocer el currículum oculto de su entorno de pares.

Se entiende por curriculum oculto las cosas que se deben y no se deben hacer en diferentes contextos. En el ámbito escolar muchas veces los “códigos” compartidos son diferentes y particulares para cada grupo.

Es importante saber cuáles son los intereses del grupo en donde se encuentra inmerso el sujeto, que música escuchan, que miran por televisión, a que juegan,  que ropa se ponen, si tiene blog, twiter, facebook o chatean por msn. Estas reglas son implícitas para la mayoría de los niños, pero pasan desapercibidas para muchos niños que se encuentran dentro del EA.

De nada sirve que un chico sepa como iniciar una conversación o invitar a jugar a un amigo si no tienen temas en común para charlar o si no sabe jugar a lo que juegan sus compañeros.

Una vez que averiguamos, por medio de observación o consultando a sus maestros o pares, trataremos de enseñarle aquellas cosas que el chico tenga la capacidad de aprender.

Le enseñaremos a usar la computadora si sus compañeros chatean por el Messenger o usan el facebook, lo ayudaremos a entender este otro “lenguaje virtual” que tiene sus propios códigos; lo introduciremos en el mundo de la música,; le enseñaremos a que se refieren sus compañeros cuando hablan de “llegar a cuartos de final” en la copa América.

Por otra parte lo ayudaremos a evaluar situaciones para que en un futuro él sea el que detecte sin ayuda el curriculum oculto que lo rodea.

 

¿Como se trabajan las Habilidades Sociales en chicos del Espectro Autista?

  En primer lugar se debe realizar una evaluación de cada uno de los aspectos que engloban las habilidades sociales. La evaluación se debe realizar observando al niño en diferentes ambientes  de tipo social, como ser  el colegio, el club, su casa o yendo de compras.

Muchas veces no podemos observar al niño realizando todas estas actividades. Por esta razón es importante hablar con los adultos presentes en estas actividades en su vida cotidiana.

Para saber como se maneja en la escuela es muy provechoso hablar con sus maestros o con su maestra integradora, en el caso de que la tenga.  Para saber acerca de su comportamiento en casa o en la calle es importante hablar con sus padres o cuidadores.

Una vez que sabemos cuales son las fortalezas y debilidades de cada chico elaboramos una planificación en donde empezaremos tomando ciertos objetivos y agregando nuevos a medida que los primeros se vayan logrando.

Las modalidades de trabajo pueden ser diversas, se puede trabajar en formato individual o en grupo.

Dentro del formato individual el trabajo con cada chico va a ser diferente y personal, elaborado por su equipo de trabajo y  transmitido a sus padres. A su vez hay una diferencia importante entre el trabajo que se realiza con niños preescolares y con niños escolares.

Con los niños preescolares el trabajo es lúdico. A través de juego con muñecos o con títeres iremos incluyendo los aspectos a trabajar. De esta forma el muñeco que hará de papá le explicará al que hace de niño que van a ir de compras y planificaran las actividades teniendo en cuenta las reglas sociales implicadas en esa actividad. Primero dirigiremos el juego los terapeutas y luego haremos que el niño participe más activamente en la realización de la planificación, buscando que internalice las habilidades sociales.

Con los niños de más de seis años y especialmente con los pre-adolescentes y adolescentes el trabajo en un primer momento es conceptual  y de autoconciencia. Buscaremos que ellos realicen una auto-evaluación de la habilidad que estamos trabajando. Trabajaremos con las diferentes habilidades  explicándoles conceptos puntuales. Trabajaremos con ejemplos de la vida cotidiana y luego con situaciones más alejadas del diario vivir, pero a  las que se puede ver expuesto.

Es muy importante el trabajo de dramatización de las situaciones trabajadas. Incluso si trabajamos en actividades tan simples como conversar, es fundamental actuarlo previamente. Si tenemos como objetivo que  introduzca tópicos de interés para el otro le plantearemos: “Somos amigos, me tenés que invitar a salir, nos encontramos en un bar y charlamos. No te olvides de mirar mi cara, mis gestos, escuchar mi voz, para saber si me interesa lo que estas diciendo o si es mejor cambiar el tópico de la conversación”. Realizar una planificación previa, establecer los puntos a tener en cuenta y los objetivos es importante antes de “ponernos a actuar”.

Otra forma de trabajar es siendo parte de grupo de niños o adultos en los que se trabajan habilidades sociales. Es importante que en la conformación de los grupos se tengan en cuenta la edad de los integrantes y los intereses de cada uno.

De la combinación de ambos formatos surge el mejor tratamiento. En el caso en el que el sujeto no se encuentre participando de “grupos de habilidades sociales”, es fundamental que siempre luego del trabajo individual se realicen actividades grupales, con pares, amigos, primos o hermanos. También es importante realizar salidas y evaluar si en diferentes contextos y con varias variables en juego pueden hacer uso de las nuevas habilidades adquiridas.

 

 

Verónica Tielens es licenciada en fonoaudiología, supervisora del PNC de GrupoCide

3 comentarios en “Habilidades Sociales en niños y jóvenes con TEA

  1. Hello. I have checked your grupocidep.org and i see you’ve got some duplicate content so
    probably it is the reason that you don’t rank hi in google.
    But you can fix this issue fast. There is a tool that creates content like
    human, just search in google: miftolo’s tools

  2. Hola. Me llamó Paola y soy psicóloga, actualmente hago mis prácticas con niños autistas y deseo trabajar habilidades sociales a nivel grupal en niños de 6 a 9 años. Podrías recomendarme algún instrumento de evaluación ? Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *